Cómo ser un buen líder… para convertirte en un mejor jefe

0
352
Endomarketing 5 ventajas de aplicarlo en tu empresa

Cómo ser un buen líder evitando los errores más frecuentes que cometen los malos jefes. Primero, los rasgos que identifican a los dirigentes nocivos:

  • Se fijan más en los problemas que en las soluciones
  • Creen que lo saben todo
  • No suelen ser accesibles a sus equipos
  • Piensan en las personas como herramientas y/o máquinas
  • No saben escuchar
  • Son desconfiados
  • Nunca dan las gracias
  • Son egocéntricos
  • No delegan ni dejan que otras personas tomen decisiones

Para ser un buen líder, actúa siguiendo estas 6 pautas:

1. Sé humilde

Si eres un líder, también eres un gestor de equipos. Destaca las fortalezas de tus colaboradores por encima de sus debilidades. Saca lo mejor de cada persona, expresa gratitud ante un trabajo bien hecho y agradece con frecuencia. La forma más fácil de mostrarse humilde es empezar a sonreír. Sonríe a todo el mundo, nada es tan grave como para no hacerlo.

2. Comunica

Comparte con los demás lo que estás tratando de conseguir. Haz una puesta en común de metas y objetivos. Explica tus intenciones en clave positiva. Recuerda que los malos jefes no saben cómo liderar y sólo se fijan en los problemas. No hagas lo mismo y visualiza el éxito. Sólo pensando en positivo lograrás transmitir una visión atractiva y motivadora a tu equipo.

3. Escucha

A diferencia de los malos jefes, un buen líder escucha a los suyos. Aprende a escuchar a los demás y a mostrar interés por tu equipo. Pregúntales qué piensan, averigua qué les preocupa y conoce sus opiniones profesionales respecto a los proyectos que has puesto en marcha. Conviértete en un oyente de tu propio equipo y verás lo mucho que obtienes a cambio.

4. Pide feedback

La prueba de que estás en el buen camino para ser un líder exitoso está en tu valentía a la hora de pedir feedback a los demás sobre ti mismo. No temas las críticas, al contrario, un buen líder debe saber rodearse de personas que estén dispuestas a analizar su gestión. Estar preparado para la censura y el reproche constructivo es síntoma de un liderazgo sólido.

5. Piensa estratégicamente

Piensa en tu entorno de forma panorámica para alcanzar a ver aquello que los demás no ven. Aprende a dar un paso más allá de los simples detalles tácticos para posicionar tu negocio, y céntrate en los “por qué” y los “para qué” de las decisiones que tomas.

6. Cambia el plural por el singular

Cuando hables, entona el “nosotros” en lugar del “yo”. Habla en plural, haz que los demás se sientan parte de tu equipo. Sois un todo, un equipo de personas con objetivos comunes. Cuanto más “nosotros” haya y menos “yo” pronuncies, más fuerte será el vínculo entre todos y más fuerte la implicación en el proyecto.

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here