Construyendo Escenarios Políticos

¿Qué viene luego de PPK?

0
346
Gráfica: Diego Iglesias

Un Poder Ejecutivo eficaz no quiere decir un poder arbitrario” es la sentencia con la que Víctor Andrés Belaúnde en su obra la Realidad Nacional (1930), describe el tipo de gobierno que en su opinión requería el Perú – posterior a la caída del presidente Leguía – para encausar su vida política hacia un camino de desarrollo económico y cultural; toda vez que en las primeras décadas del siglo XX, señala, el poder político recayó en la plutocracia costeña, sostenida por la burocracia militar y el caciquismo parlamentario, alejando cada vez más el país que produce, que trabaja y que piensa de la vida política nacional.

Cuanta actualidad adquieren estas palabras, 90 años después, cuando constatamos que poco o nada ha cambiado en estas décadas; nuestra vida nacional sigue desarrollándose dentro del vaivén de gobiernos autocráticos y gobiernos débiles; la plutocracia costeña ha sido reemplazada por un intrincado sistema empresarial nacional e internacional representado por lobistas y asesores que financian legal o ilegalmente los apetitos electorales de uno, varios o todos los partidos políticos en pugna; la burocracia militar ha sido reemplazada por la burocracia estatal que vive y medra del presupuesto público y el caciquismo parlamentario se representa, hoy día, en la figura del “invitado” quién fragmenta día a día el sistema político nacional; todo esto, agravado por la pandemia de corrupción que directa o indirectamente afecta a nuestros últimos gobernantes, incluido el Presidente Kuczynski quién debe aclarar su participación en el caso de la Interoceánica.

Esta situación nos obliga a preguntarnos: ¿Cómo impactarán estas variables en el resultado electoral de las elecciones generales del año 2021?, en nuestra opinión la “eficiencia” de la que hablaba Víctor Andrés Belaúnde será la principal variable para ensayar la construcción de los futuros escenarios electorales, dependerá de la acción de gobierno en lo que queda de su gestión y la capacidad de la oposición para cumplir un rol constructivo que posiciones como las de Antauro Humala y Gregorio Santos con un discurso fuerte y directo sobre la necesidad de luchar contra la corrupción, la burocracia y demás males sociales prendan en el imaginario social. Si la situación económica desmejora y la impunidad gana terreno los partidos existentes no tendrán capacidad de respuesta frente a opciones populistas de izquierda o de derecha que sustentarán la necesidad de implementar autocracias, maquilladas bajo el concepto de gobiernos fuertes que como ya sabemos son el paso a mayor corrupción y pobreza.

Nos enrumbamos entonces a un escenario donde estará en juego el modelo económico y social de los últimos cuarenta años; la fragmentación política, la falta de credibilidad de los partidos, la ausencia de liderazgos sólidos y la carencia de ideologías que expliquen el futuro del país para los próximos cuarenta años abren la puerta a estas opciones populistas; seguro que el nombre del próximo presidente del Perú todavía no está escrito pero dependerá que desde hoy se inicie la construcción de los escenarios electorales que permitan elaborar la estrategia, el discurso y la imagen del líder para poder escribirlo en la historia. ¡Requerimos un Presidente eficaz!

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here