¿Deben haber requisitos para postular?

José Tello resuelve esta interrogante, a pocos meses de las elecciones municipales y regionales del 2018.

0

Si hubiera una nación de dioses, éstos se gobernarían democráticamente; pero un gobierno tan perfecto no es adecuado para los hombres.

Jean Jacques Rousseau

Ante la notoria falta de preparación profesional que lamentablemente aqueja a un buen número de autoridades electas en nuestro país, tanto a instancias de gobierno nacional como de gobierno sub nacional -regionales y locales, algunos lectores consideran, que se debería colocar una serie de requisitos para filtrar a los candidatos; por ejemplo, exigir que tengan una carrera técnica o profesional o incluso algún grado académico. Lamento decirles, que esta medida de imposición de requisitos para poder postular resultaría inconstitucional por afectar el derecho al sufragio universal.

No siempre fue así. En el Perú, en casi todas nuestras Constituciones Políticas, desde la primera promulgada en 1823, hasta la Carta Magna de 1933, habíamos adoptado el modelo de democracia censitaria, entendida ésta como “aquella democracia en la que se restringe la participación ciudadana sólo a quienes están inscritos en un censo que no alcanza a toda la población sino a aquellos que, en cada época histórica, tienen reconocido este derecho de inscripción” (JUSPEDIA: 2017).

Durante ese periodo, los ciudadanos para ejercer el derecho de elegir –que en la doctrina electoral se denomina el derecho de sufragio activo- debían reunir ciertos requisitos relacionados a su género, su estado civil, su condición laboral, su nivel socioeconómico, su nivel educativo, etc; como muestra tenemos la Constitución Política de la República, sancionada por el Primer Congreso Constituyente del 12 de noviembre de 1823, señalaba en su artículo 17° que“para ser ciudadano es necesario: 1) Ser peruano; 2) Ser casado; 3) Saber leer y escribir o ejercer cualquier profesión, arte con título público, u ocuparse en alguna industria útil, si sujeción a otro en clase de sirviente o jornalero”.

En paralelo, la misma Carta Magna de inicios de la República sentenciaba en su artículo 34° que para ser elector parroquial, es decir ejercer el derecho a elegir, se debía: 1) Ser ciudadano en ejercicio (entiéndase cumplir todos los requisitos del antes referido artículo 17°); 2) Ser vecino y residente de la parroquia; 3) Tener una propiedad que produzca 300 pesos cuando menos, o ejercer cualquier arte u oficio, o estar ocupado en alguna industria útil que los rinda anualmente, o ser profesos público de alguna ciencia”. 

Luego, para ejercer el derecho de ser elegido- que, a su vez, en la doctrina electoral se denomina el derecho de sufragio pasivo- se debían cumplir los mismos requisitos que para ser elector parroquial. Al respecto, el artículo 43° de la misma Constitución Política de 1823 dice: “Para el grave encargo de representante-o diputado- es necesario: 1) Ser ciudadano en ejercicio; 2) Ser vecino y residente de la parroquia; 3) Tener una propiedad que produzca 300 pesos cuando menos, o ejercer cualquier arte u oficio, o estar ocupado en alguna industria útil que los rinda anualmente, o ser profesos público de alguna ciencia; (agrega)4) Haber nacido en la provincia, o estar avecindado en ella diez años antes de su elección pudiendo recaer ésta en individuos del Colegio Electoral”.

Posteriormente, varios años y Constituciones Políticas después, la última Carta Magna que sentenció la democracia censitaria en el Perú fue Constitución Política de 1933 (Carta Magna de mayor duración de nuestra historia) que en su artículo 86° decía que: “gozan del derecho de sufragio los ciudadanos que sepan leer y escribir; y, en eleccionesmunicipales, lasmujeres peruanas mayores de edad, las casadas o que lo hayan llegado a su mayoría”.Asimismo, en su artículo 98° decía que: “para ser diputado se requiere ser peruano de nacimiento, gozar del derecho de sufragio, habercumplido 25 años de edad y ser natural del departamento a que pertenece la respectiva circunscripciónelectoral o tener en él tres años de residencia continua.(…)Para ser senador se requiere ser peruano de nacimiento, gozar del derecho de sufragio y haber cumplido 35años de edad”.

Esta forma de democracia, opuesta a la democracia universal hoy en día aplicable en el Perú y en gran parte de los países del mundo, dejó de aplicarse en nuestro sistema electoral con la promulgación de la Constitución Política de 1979, que instauró el sufragiouniversal como modelo de democracia.

Por lo antes expuesto, nos guste o no, así como no hay restricciones para nadie en el ejercicio de su derecho a elegir por razón de a su género, su estado civil, su condición laboral, su nivel socioeconómico, su nivel educativo, etc.; pues tampoco debe exigirse requisito alguno que constituya una restricción al ejercicio del derecho a que cualquier ciudadano pueda ser elegido autoridad.

En conclusión, apreciados lectores, piensen bien a quien elegir y cuando los elijan comprométanse como ciudadanos en fiscalizar y participar en el gobierno usando los mecanismos que la ley prevé para tal fin. No seamos habitantes sino ciudadanos en este país cuya clase política sólo se cambiará en sus malas prácticas cuando como ciudadanos nos pongamos bien la camiseta del Perú.

Fuente: Punto de Encuentro

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here