Del gobierno de los monos

Sobre la problemática política y social actual.

1

Seguimos pensando que el gobierno es una acción heroica de las personas en vez de entender que se trata de configurar sistemas inteligentes. Es una prueba (…) cuando la acción política se degrada a una competición entre personas, sus programas, sus buenas (o malas) intenciones o su ejemplaridad moral (…), la atención pública se interesa principalmente en las cualidades personales de quienes nos gobiernan, nos preocupa más descubrir a los culpables que reparar los malos diseños estructurales; es un planteamiento efectuado por Daniel Innerarety en su columna en el diario El País, España (Enero, 2017), que puede ayudarnos a explicar y entender la conflictiva situación política y social por la que atraviesa nuestro país.

Esta conflictiva situación se expresa en dos planos muy marcados y totalmente concatenados; el económico – social, señalado por los insatisfechos reclamos de los principales sindicatos a lo largo y ancho del país, que reclaman atención y solución de parte de un gobierno que consideran ausente; y por el otro, el político marcado por la generalizada percepción de corrupción que recae sobre los principales líderes políticos y la lucha silenciosa de nuestro fragmentado sistema de partidos políticos.

En el plano económico – social es innegable la validez de los reclamos respecto a la postración económica en que los gremios de educación y salud se han visto inmersos en las últimas décadas y la necesidad de recuperar el valor adquisitivo de sus salarios; sin embargo, para todos queda claro que ambos sectores sufren un severo deterioro en su capacidad de brindar servicios de calidad en favor del ciudadano.

Publicidad

En el sector educación, los indicadores de la prueba PISA, de locales en buen estado, escuelas con necesidad de mantenimiento, acceso a internet y otros como la alimentación de alumnos de jornada completa, constituyen la estructura del sector que deben funcionar adecuadamente para sostener el sistema educativo y lograr mejorar los magros niveles educativos que presentan nuestros jóvenes.

En el sector salud, la reclamación salarial viene acompañada del pedido por un adecuado equipamiento y aprovisionamiento de medicinas y demás materiales médicos; todos identificamos que la salud pública está en crisis porque en esencia se encuentra desfinanciado por el Seguro Integral de Salud (SIS), además de sufrir una endémica corrupción, tal como, lo demostrara el triste espectáculo del asesor presidencial Carlos Moreno.

Entonces cabe preguntarse, ¿qué debe solucionarse primero?, ¿salarios o gestión?, ¿que exigimos a nuestras autoridades? Aquí radica la esencia de nuestro planteamiento, hoy nos preocupamos más por lo que hacen o dejan de hacer los ministros de turno y esperamos de ellos acciones y medidas extraordinarias y no evaluamos que lo que realmente interesa es el diseño del sistema, que la gestión pública funcione y logre brindar los servicios que la ciudadanía requiere, esa es la esencia de la gobernabilidad y su fortalecimiento es la única forma de superar la conflictividad social que hoy nos aqueja, cuando entendamos esto cambiaremos radicalmente el enfoque de solución a los problemas sociales.

Por otro lado, en el plano político la debilidad del sistema abre la puerta, como señala Basadre, a la aparición de los grandes condottieri del mundo de los negocios que corrompen el poder político; por eso, como agrega Víctor Andrés Belaunde no basta confiar en las cualidades del presidente para que la función ejecutiva realice ese equilibrio de eficiencia y legalidad. Es necesario que el control, la resistencia al poder ejecutivo se encarne en instituciones que, al mismo tiempo que lo limitan, lo sostiene. En ese sentido, en lugar de discutir si tal o cual ex presidente, funcionario o candidato son o no honrados, lo que debe importarnos es que el sistema funcione, que el Poder Judicial y el Ministerio Público realicen investigaciones y procesos judiciales cumpliendo con los principios constitucionales de presunción de inocencia y debido proceso, desterrando la posibilidad de errores judiciales o lo que sería más grave de la judicialización de la política y que el sistema de partidos se fortalezca para mejorar la calidad de la representación política.

No cabe duda que la huelga del magisterio mostró el fondo de la lucha política entre Patria Roja y el MOVADEF, según lo dicho por el Ministerio del Interior, para controlar el SUTEP; situación que se repite en cada conflicto social; entonces el verdadero problema no está en la cuestión social sino en la posibilidad que opciones radicales fortalezcan su posicionamiento.

Por tanto, enfrentar la conflictividad social con una visión de futuro requiere adoptar medidas de fondo para asegurar la mejora de los sistemas y no sólo ofrecer aumentos de sueldo que poco o nada ayudarán a su mejora o depender de algún funcionario más o menos capaz. Algunas acciones sugeridas son:

Para el sector educación

  1. Programar una evaluación docente para el año 2018, como línea de base para establecer los lineamientos de la capacitación docente, en todos sus niveles, en las áreas correspondientes.
  2. Implementar programas de capacitación a nivel nacional para docentes, en todos sus niveles, de alta exigencia educativa y rendimiento mínimo exigido.
  3. Continuar la implementación de la Ley de la Carrera Pública Magisterial, tomando como base la capacitación y evaluación de los docentes; estableciendo los niveles de incremento salarial o retiro si hubiera bajo rendimiento, como parte de la implementación de un sistema meritocrático.
  4. Evaluar y simplificar los procesos para la asignación y control de recursos para el mantenimiento y equipamientos de colegios.
  5. Establecer procesos de coordinación con el ministerio de Inclusión Social para el otorgamiento de almuerzos en los colegios de jornada completa.

Para el sector salud

  1. Fortalecer los procesos de compras corporativas, implementando el modelo contractual de suministro evitando caer en rotura de stock, para la compra y provisión de material médico a los hospitales a nivel nacional.
  2. Actualizar el catastro de equipos por hospitales, mejorando los procesos de inventario, registro y control de los equipos para reducir el riesgo de robo sistemático.
  3. Aprobar los nuevos protocolos de incorporación al SIS, depurando el padrón de filtraciones.
  4. Aprobar protocolos de responsabilidad funcional por la derivación indebida de pacientes a clínicas privadas con sobrecostos.
  5. Constituir una comisión para definir las políticas de equilibrio financiero que requiere el sistema en su conjunto.

Implementar estas y otras acciones permitirán mejorar el sistema democrático y como señala Innerarity compensar la mediocridad de los actores, incluido el eventual paso de unos monos por el gobierno o por el Congreso.

Suscríbete a nuestro boletín

1 Comentario

  1. De acuerdo con las propuestas de solución a los problemas de Educación y Salud.
    Ojalá que estas valiosas sugerencias los tomen en cuenta los Poderes Ejecutivo, Legislativo YSOBRE TODO EL JUDICIAL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here