El Falso Mesías

"Su presencia en la historia es digna de analizar ante la evolución de conceptos clásicos de las ciencias políticas". Por Raniero Cassoni.

1

Hace pocos días algunos sectores de izquierda conmemoraban el fallecimiento de un personalismo político latinoamericano. Graciela Soriano, preocupada por brindar elementos conceptuales de análisis, define al personalismo como “el ejercicio personal del poder, bien como expresión de la pura voluntad del gobernante sujeta a su propio designio. Ciertamente habrán algunos con capacidad constructora de instituciones, y otros, definitivamente, que las lesionan, del personaje fallecido podemos decir lo último.

Sus ideales expresados en discursos demuestran una gran sensibilidad social, su accionar como gobernante ha tenido consecuencias muy graves para la región por basar su modelo económico en instrumento de dominación a través de rentas populistas. Si, ese mismo señor de verruga en la frente con verbo encendido, con una capacidad de generar simpatía con un discurso y que nunca escondió su vocación de autócrata. Él fue Hugo Chávez, padre político del hoy presidente Nicolás Maduro.

Encantados ante su vocación social, emocionó a un continente con banderas antiimperialistas de un mundo globalizado, en la que transformó a Venezuela en un imperio en sí mismo. Financiando movimientos de izquierda para llegar al poder y alinearlos bajo una supuesta mirada “antinorteamericana”. Creando organismos de integración cuyo propósito principal fue la conformación de bloques ideológicos, con la excusa de desarrollo regional entregando petróleo para brindar estabilidad a sus gobiernos.

Publicidad

Su presencia en la historia es digna de analizar ante la evolución de conceptos clásicos de las ciencias políticas. Volver a Arendt y comprender el origen de los totalitarismos, adaptado a una sociedad interconectada que cuenta con mucho más información. Este artículo no pretende negar el arraigo popular de un gobierno que logró dar dádivas sacrificando el alza petrolero a cambio del fervor popular. Chávez fue un gran líder que despertó pasiones como lo hizo Hitler, Fidel Castro y otros.

Tuvo la visión de corromper una y otra vez la moral a través de la economía, con habilidad, el venezolano común hasta el empresario, se acostumbraron a convivir con un sistema de cambio de divisas, convertido en un negocio en sí mismo. En la región influenciaba a partir del precio del barril del petróleo, logrando conformar bloques de “integración regional” con un propósito, mientras que Rusia y China con una política exterior basada únicamente en el poder económico, incrementaron su presencia en la región.

Poco se interesan sobre la base democrática de sus interlocutores; por el contrario, parecen beneficiarse de la raíz autoritaria de los gobiernos latinoamericanos para tener una relación casi exclusiva con el jefe del ejecutivo, quien tradicionalmente influenciaba. Hoy, el gigante norteamericano se adormece, reduciendo drásticamente su capacidad de financiar a los países a través de los distintos organismos.

Hablar de Chávez como emancipador de los pueblos, es considerar que los emancipados son los venezolanos que huyen de la grave crisis humana que azota a Venezuela. Que buscan en otro país lo que Venezuela dejo de ofrecer. Transformó la mentalidad de un pueblo con muy poca tradición migratoria, a una desesperación colectiva de búsqueda de oportunidades fuera de sus fronteras. Hoy los países de la región se debaten en la búsqueda de solución ante la avalancha de venezolanos que migran a sus territorios. Algunos países de forma automática facilitan los trámites migratorios, otros o muy pocos niegan la crisis.

El caso peruano es loable, asumiendo una postura democrática con respecto a la grave crisis venezolana. Reunir un grupo de naciones que autodenominados “Grupo Lima”, tomaron acciones concretas como el retiro de la invitación a Maduro a la Cumbre de Las Américas y promover una política migratoria para atender la crisis. Estos esfuerzo del presidente PPK tienen alto impacto en la región, sin embargo su crisis interna requiere de un viraje comunicacional, comprender que estamos en una era de interacción y que la información por sí misma se pierde en universo de posibilidades.

 

Suscríbete a nuestro boletín

1 Comentario

  1. Cuando los malos empresarios esos individualistas extremos que solo piensan en el YO cierran sus fabricas bajo una estrateguia de descalificar a un gobierno llevandola a la derrota por falta de ingresos para mantener al aparato del Estado que estos empresarios dejaron de pagar sus tributos acaso no es un falsa apreciacion de que el sistema neoliberal del gobierno de los Estados Unidos y de otros gobiernos individualistas que no tienen principios , valores con justicia , verdad y amor social que muchos medios los alaban solo por dinero. En la tapa de la Revista Cuantica esta la imagen de un hombre del imperio Incaico que sus principios y valores fueron la verdad y la justicia y la polñitica social del bien comun por la que me siento incomodado por utilizar a mis ancestros para aparentar verdad y amor a la verdad cuando no lo es y e3n el mejor de los casos sera una verdad a medias o asolapada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here