Notar y ser notado. Elementos básicos de la comunicación política

Posicionar al candidato y a sus ideas no es un desafío nuevo. Por Cristabel Cartaya, asesora en comunicación política y social media.

0
223

Todos los candidatos desde hace muchos siglos atrás se han enfrentado al reto de hacerse conocer por su audiencia para que éstos lo eligieran como su representante. Sin embargo, el importante aumento de las ciudades y sus habitantes, sumado a la revolución tecnológica que hemos sufrido en los últimos cien años, ha conllevado a que se haya intensificado este desafío y con ello la necesidad de la profesionalización de la comunicación en la política.

Cómo se hace notar un candidato y cuál es la forma más eficaz de conectar sus ideas con la de los votantes, requiere en la actualidad 3 elementos fundamentales en las que candidato y su equipo debe cuidar y trabajar: La estrategia, la imagen y los medios.

  • La estrategia:  Es el principio de toda campaña electoral, como sabemos, puede haber buenas estrategias en campañas perdedoras, pero es muy poco probable que una mala estrategia haga ganar algún candidato.  Su importancia radica en que es el camino que se debe diseñar para llegar al votante y por tanto define qué se comunica, cómo se comunica y a través de qué vías el candidato puede llegar a sus votantes. La estrategia diferencia al candidato de otros, lo posiciona frente a la audiencia y señala la ruta de cómo hacerlo.

La estrategia de la campaña de Donald Trump, por ejemplo, fue posicionarlo como el candidato de la clase media norteamericana. En todas sus presentaciones expuso los temas que a este grupo social le preocupaba, se expresó y se comportó como buena parte de sus electores lo haría y tomo como propias los argumentos que la clase media desde hace algunos años quería defender.  Trump se diferenció, se posicionó y se comunicó con su electorado a través de un camino, cuyo trazo fue su estrategia.

  • La imagen:   Según un estudio del Centro de Neurociencia Computacional de Berlín realizado en el 2013, los seres humanos nos inclinamos por una u otra figura política gracias a nuestra respuesta cerebral al observar sus características físicas. Aunque suene frívolo, la buena apariencia importa y mucho. En las pasadas elecciones presidenciales mexicanas, el 88% de las mujeres casadas de México, afirmo que podrían serle infiel a sus parejas con el entonces candidato Enrique Peña Nieto y sabemos que su atractivo físico fue una ventaja frente a los otros candidatos

De igual manera, la imagen comprende más allá del atractivo físico, ya que también engloba otros elementos como el mensaje que envía el candidato en sus discursos, apariciones y actos. Hugo Chávez, no sólo hablaba de ser el líder de los pobres en Venezuela, se preocupaba en parecerlo. A la mayoría de las concentraciones (incluso fuera de su país) llegaba manejando un escarabajo antiguo rojo o caminando, porque el mensaje que siempre se debía imponer, así no fuera cierto, es que él era uno más.

  • Medios: En una campaña actual un candidato debe tener presencia en tres espacios: la televisión, las redes sociales y la calle.  La televisión sigue siendo el canal de comunicación masivo más importante ya que a través de ella se crean las percepciones y llega a la población general la información.

Por otro lado, aunque las redes son de momento más selectivas en términos demográficos respecto a la televisión (fundamentalmente por la penetración de internet a zonas rurales y/o empobrecidas) ya son un medio importante de dialogo y promoción política. Los medios digitales han traído a la arena política la novedad y el desafío de conversar con los votantes de forma más cercana, rápida y directa.

La integración de estos dos medios favorece hoy por hoy el éxito de las estrategias políticas. Podemos, el partido español liderado por Pablo Iglesias, quebró el bipartidismo español gracias a la fuerza que cobró en las redes sociales su oferta política obligando a los medios tradiciones cubrir su propuesta y allí su exponencial exposición.

Por último, la calle es el lugar natural de cualquier político y por ende el medio básico a abarcar en cualquier elección siendo lo innovador en estas es la forma en que se realiza el abordaje. La selección segmentada de los votantes, el mapeo estratégico de los votantes, la personalización del mensaje, entre otras herramientas, son elementos hoy a la mano que favorecen y potencian la efectividad del contacto directo.

Hacerse notar es el desafío que todo líder busca superar. Un abordaje profesional de la estrategia, la imagen y los medios es el reto de los profesionales que lo acompañamos a lograrlo.

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here