Enrique Bernales: “Ramos Hume no fue a la comisión, mandó al jefe de personal”

Ex constitucionalista afirma que el comandante general del Ejército ascendió no de manera regular.

0
224
Luis Humberto Ramos Hume habría ascendido a comandante general del Ejército de manera irregular. (Perú21)

¿Tiene casos de ascensos ilegales?
Muchos. En el 2013, en el cuadro de méritos del Ejército para general de brigada, con siete vacantes, Molinari puesto número tres, no asciende. El cuatro sí. Augusto Forno salta del número veinte y asciende. Y también ascienden el puesto ocho y diez. Gracias al uso del 3%. Será el criterio lealtad de Ramos Hume. No es justo. José Galindo Heredia, el primito de Nadine Heredia, estaba en el sexto puesto. No asciende el cuatro ni el cinco, él sí. Del arma de Ingeniería no asciende nadie porque al ex presidente no le gustaba. No importa el puntaje que tenían. En Intendencia, el uno, dos, tres afuera. Asciende Virgilio Pozo, que era el cuatro.

¿Cómo fue el ascenso del comandante general del Ejército, Ramos Hume?
Mire, en el 2013, Ramos Hume asciende estando en el puesto siete, pasa al dos. Le pusieron 20 en la nota que pesa 3% y lo dejan preparado para ascender. El 2014 asciende. Con solo un año como divisionario, lo nombran comandante general.

¿Ramos Hume fue a la comisión?
No quiso ir, mandó al jefe de personal.

¿En coroneles también hay ilegalidad?
En todos. En Infantería, Gino Rolleri no asciende, aunque le corresponda, porque Humala dijo que no firmaba. No le dio la gana. Son muchos los casos, y dicen que no hemos estudiado el tema, qué tal descaro. En Ingeniería, Arias Pellonce está en el puesto dos y baja al veinte porque le ponen 11 en la nota que pesa 3%. Todo ha sido político. El grupo de trabajo no podía callar esto. Nos atacan por decir la verdad. Han dicho que hay que tirar a la basura el informe. Por favor.

¿Qué dicen los oficiales ‘choteados’?
Algunos han presentado recursos judiciales. Al día de hoy se incorporó a 10 por orden judicial. En el ascenso del 2015 al 2016, los ascendidos son mayoritariamente de la promoción 1984, la de Humala. Cuatro de seis ascensos.

¿Cuando la comisión le muestra esto al ministro, qué dijo?
Mostró preocupación. Dijo que se requiere una nueva ley de ascenso y que estudiaría las recomendaciones. Luego declaró que hay que hacer justicia, admitiendo la necesidad de una reestructuración legal. El informe no es vinculante.

¿Habló con el presidente de esto?
Al inicio de la evaluación, le advertí que encontraríamos sorpresas desagradables. Me dijo que siguiera para adelante.

¿Se abusó del pase al retiro por renovación?
Cuando eso ocurre, hay que indicar los motivos, lo dice la ley. A muchos les pasó que, debiendo ascender, los pasaron al retiro por renovación sin decir por qué. Eso es una ofensa que atenta contra el honor, el derecho adquirido y es ilegal. El informe muestra que hubo una violación sistemática del artículo 2 de la Constitución y del debido proceso. Nadie está por encima de la ley en un Estado de derecho.

Lo criticaron por promover el ascenso del coronel Zapata…
Lo han acusado de todo. Su legajo indica una trayectoria militar y muchos estudios. Lo pasan al retiro en 2014 por un úkase de Humala, cosa ilegal. Ahora lo acusan de hechos que no están en su legajo. Entonces, ¿por qué ascendió hasta coronel? El otro, Ruiz, por ser secretario de Montesinos, pero eso no es una causal de retiro. Así funcionaba el Ejército. En los legajos no aparecía la condena. Cuando nos enteramos, lo corregimos y dijimos que no podía ascender.

Se afirma que le hicieron un reglaje llamado en la DINI ‘intimidación preventiva’…
Bueno, varios días aparecieron frente a mi casa camionetones. En mi calle está prohibido estacionar. Se les dijo que estaban mal estacionados; respondían, disculpe, estamos aprovechando la sombra, y salían disparados. Era gente desconocida que no es del barrio. No me intimidan, yo he estado en zonas de guerra. Nunca pensé que por el informe me harían intimidación preventiva. En esa acción no importa que la persona sepa que la vigilan. Dicen que el servicio de inteligencia está dividido, unos a favor de los autonomistas, otros quieren la institucionalidad.

Por Mariella Balbi. Periodista

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here