EL EQUIPO DE CAMPAÑA: FORTALEZA O DEBILIDAD DEL CANDIDATO POLÍTICO

Jamer Chica, experto en campañas electorales, hace un análisis de las comunes estrategias utilizadas para candidatos y destaca la importancia de contar con especialistas en diferentes perfiles políticos.

0
508

Un aspecto fundamental en una campaña política es el equipo, toda vez que la conformación del mismo es una de las principales tareas que se asume antes de afrontar un reto electoral. En virtud de lo anterior, las preguntas que debe plantearse cualquier candidato antes de lanzarse a la arena política son: ¿Cómo integrar un equipo de campaña exitoso? ¿Quiénes y cuantas personas deberían integrar el mismo?

En la actualidad se puede evidenciar como el quehacer político se tecnifica cada vez más, hasta el punto que muchos candidatos han optado por contratar especialistas que asesoren cada uno de los frentes que conforman su comando. No obstante, la otra cara de la moneda también nos muestra que la mayoría de campañas siguen especulando, careciendo de verdaderos equipos que tengan claro su rol, toda vez que no cuentan con una estructura definida, una planeación estratégica establecida, personal idóneo para llevar a cabo dichas tareas, recursos físicos y humanos suficientes, protocolos de capacitación, estándares de calidad y la orientación de un CEO con habilidades gerenciales; elementos tan necesarios para la administración de cualquier empresa que no pretenda fracasar, verbigracia la electoral.

Determinar una cifra exacta de personas que integren un comando de campaña, dependerá del tamaño de la misma, sus necesidades territoriales y su capacidad financiera. No obstante, más que cantidad se sugiere tener calidad, es decir en palabras de Sun Tzu, es mejor contar con un pequeño ejército entrenado y organizado eficazmente, que una cantidad incontable de hombres que no sean capaces de ir al combate.

No obstante, hay determinados perfiles que son innegociables dentro de la estructura de cualquier campaña política si se quiere obtener un resultado exitoso, estos son:

-Jefe de Campaña: Es una persona que debe reunir dos requisitos, ser de entera confianza del candidato y debe contar con conocimientos gerenciales, sin uno de ellos no acertaría en realizar bien sus funciones. En el yace la responsabilidad del manejo administrativo y financiero de la campaña.

-Estratega Político: Debe ser una persona con experiencia, ajena al candidato y con gran pericia sobre la conducción estratégica de las campañas políticas. Es el responsable de coordinar el cuarto de guerra y asumir el liderazgo estratégico de la campaña.

-Coordinadores de los equipos o comités de campañas: Son quienes imprimen pragmatismo a las campañas electorales, los líderes de cada equipo, se les asignan tareas específicas de acuerdo a su área que deben cumplir integralmente con el equipo. El número depende de la cantidad de equipos que se conformen para el funcionamiento interno de la estructura, entre sus perfiles están: Publicistas, sociólogos, comunicadores, politólogos, periodistas, ingenieros, abogados, contadores, diseñadores, creativos, mercadólogo, etc.

-Profesionales de apoyo: Son las personas que integran cada equipo que se conforma en la campaña, coadyuvan a cumplir con las metas y están bajo la supervisión del respectivo coordinador de equipo.

-Personal asistencial: Son personas que cumplen con un oficio específico dentro de la campaña como lo son: el conductor, el personal de aseo, vigilancia, oficios varios, etc.

-Cuerpo de logística y voluntariado: Son personas que apoyan las actividades de agenda en la campaña, verbigracia los mítines, volanteo puerta a puerta o los eventos multitudinarios.

Ahora bien, los anteriores perfiles deben nutrir los equipos internos o comités de la estructura general de la campaña, entre los principales equipos están:

– Estrategia

– Comunicaciones

– Programático

– Agenda

– Administración y Finanzas

– Electoral

– Jurídico

– Logístico – Operativo

Es muy importante recalcar que la articulación de todos los procesos debe ser una variable inamovible dentro de la campaña, razón por la cual el modelo de organización debe obedecer a un esquema plano, horizontal y dinámico, es decir circular, toda vez que la campaña política debe funcionar con una estructura dinámica, ágil y de inmediata reacción.

En conclusión, el éxito que se pueda obtener de una campaña electoral obedece en gran parte al candidato y al equipo con que este cuente para ir al campo de batalla.

Suscríbete a nuestro boletín

Artículo anteriorCampaña permanente es no estar permanentemente en campaña
Artículo siguiente¿Dulce o truco?
Avatar
Estratega Político galardonado con el premio Napolitan Victory Awards 2017 en la categoría “Consultor Político Revelación del año”, por The Washington Academy (WAPAS). Exaltado por la revista “Washington Compol” como uno de los cien profesionales políticos más influyentes a nivel mundial, integrando el selecto grupo COMPOL100. Miembro de la Asociación Americana de Consultores Políticos (AAPC), MPR Group de los Estados Unidos de América. Abogado, consultor en Gobierno y Estrategia Política, conferencista, columnista y catedrático. Especialista en Gerencia y Administración con enfoque en Gestión de Organizaciones Electorales, Maestrado en Marketing Político y Gobierno. Coach de candidatos políticos y asesor de diferentes campañas electorales, entre las cuales se encuentran: Presidencia, Senado, Cámara de Representantes, Asambleas, Gobernaciones y Alcaldías. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Juventud en Colombia y Nominado al Premio Ejecutivo Joven de la Cámara Junior Internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here