Fútbol y política

Daniel Eskibel cuenta con blog lleno de artículos orientados a política, marketing y liderazgo, pero si los observas detenidamente todos puedes compartir un toque de futbol.

0
Fuente: Fabio Escalante

Por estos días el fútbol se adueña de la comunicación. El Campeonato Mundial de Rusia marca las agendas periodísticas y por eso quiero compartir contigo algunos artículos especiales de Maquiavelo & Freud.

Son artículos de campañas electorales, de estrategia y de comunicación política, de liderazgo y de marketing político. Pero tienen algo en común: el fútbol los atraviesa de alguna manera. Te invito a leerlos:

  1. El show debe continuar (y la política entretener…) apenas menciona al fútbol pero ingresa en un asunto polémico: la política como parte del espectáculo de masas que caracteriza a nuestro tiempo.
  2. Colores que identifican a un candidato habla, justamente, del color. Y por allí los colores identificatorios de algunos conocidos equipos de fútbol se van entrelazando con los colores que identifican a los partidos políticos.
  3. La publicidad política es más publicidad que política menciona un hecho habitual: cuando vemos los spots televisivos de una campaña electoral nos ocurre lo mismo que cuando vemos partidos de fútbol. O sea: todos somos directores técnicos.
  4. Diez consejos para aplicar la psicología a tu comunicación política comienza con Pelé en el diván del psicoanalista. En realidad es solo un ejemplo para relatar la inusitada reacción del fútbol brasileño luego de la terrible derrota frente a Uruguay en el Mundial del 50. Esa reacción tuvo su epicentro en la aplicación de la psicología. Lo cual vale también para los “maracanázos” de la política.
  5. Pausas en la campaña permanente: ni te sobreexpongas ni desaparezcas toma como modelo los 2 factores estratégicos del fútbol que son la dinámica y la pausa. Y a partir de allí sugiere cómo evitar tanto el desgaste del candidato que aparece demasiado en los medios como el desconocimiento del que aparece muy poco.
  6. Las campañas electorales fracasan si desconocen a su adversario incluye el relato de un director técnico del fútbol sudamericano que no tenía ni el más mínimo interés en estudiar los vídeos de los equipos rivales que le tocaba enfrentar. Como hacen muchas campañas, por cierto, que solo se miran a sí mismas y no estudian a su rival.
  7. No hay dinero y faltan votos cuenta la peculiar estrategia de un arquero en una definición por penales en un campeonato mundial de fútbol. La anécdota es real y nos introduce a un problema más que real: cuando una campaña tiene poco dinero pero una enorme necesidad de votos.
  8. Piensa en pequeño (y crece) narra una pequeña historia que pasó casi desapercibida en su época, en el Uruguay que acababa de salir campeón mundial de fútbol en 1950. Fue una reunión entre el Presidente del país, representante del por entonces más poderoso partido político uruguayo, y una delegación de un pequeño partido por entonces casi marginal. La sorpresa, y tal vez la moraleja, aparece muchos años después, claro está.
  9. El pulpo Paul y la diferencia entre políticos concentrados y dispersos comienza en el simpático y algo bizarro pulpo que en el Mundial de Sudáfrica 2010 adivinaba quién ganaría cada partido. Y desde allí avanza hacia un aspecto psicológico fundamental para el liderazgo político: la capacidad de hacer foco con intensidad en las tareas para lograr mayor efectividad.
  10. Alemania: la simplicidad de una eficacia asesina es un artículo que escribí luego de una histórica goleada de los alemanes frente a Inglaterra. Y trata de un tema al que siempre vuelvo porque es crucial: la necesidad de que las campañas electorales sean simples.
  11. La leyenda del crack que nunca llegó trata brevemente un tema que muchos evitan: en política no hay fórmulas mágicas y todos los logros implican trabajo, mucho trabajo. Ya sabes: alcanzar el éxito de la noche a la mañana es una tarea que lleva muchos años.
  12. El Maestro Tabárez y sus lecciones de comunicación política cierra este especial con un director técnico de una selección pequeña pero siempre sorprendente. Su estilo de comunicación deportiva es de gran valor, también, para la comunicación política.

Fuente: Maquiavelo & Freud

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here