La actitud, ¿Es importante en la política?

A veces los candidatos políticos cuentan con buenas propuestas y experiencia, pero no logran crecer en el mundo político y no se sabe por qué. Después de un análisis de comportamientos, César Bolledo detectó que un factor clave del que muchas personas parecen olvidarse es la actitud.

0

Con mucha frecuencia se acercan personas que hacen vida en la política o que son candidatos noveles, buscando ayuda en algunas espacios que para ellos son importantes y casi nunca se dan cuenta que la mayoría de sus fallas están presentes en la conducta y que realizando un reencuadre probablemente afecte de manera positiva su entorno, en ese punto entra el coach y valiéndose de técnicas y de la PNL, contribuye a mejorar exponencialmente esas áreas que no les permite avanzar.

Una variable que siempre está presente es la ACTITUD, y aunque todos dicen saber de qué se trata, pocos son capaces de hacer una introspectiva y evaluarse de manera ecuánime, solo observan que sus metas no se cumplen de acuerdo a sus aspiraciones, pero pocas veces denotan su mala actitud frente a las situaciones del día a día, esto no le permite sacar provecho de los diversos contextos que pudiera estar viviendo, no ser eficiente en la creación de equipos de altos rendimiento o tan simple como no saber conectar con su público.

Lo primero que debe estar presente, son las ganas de promover un cambio en la persona,  que este consiente de sus habilidades y fortalezas, buscando determinar las mejoras posibles en su debilidades y oportunidades,  focalizando ese cambio a una situación ideal para llegar a su público, votantes y hasta su propio equipo de trabajo de manera eficaz.

Publicidad

No basta con hacerle ver que debe mejorar, se debe ubicar al individuo en tres contextos importantes; el psicológico, que obedece al comportamiento habitual consecuencias del día a día produciendo reacciones en diferentes circunstancias, hay que determinar su estado emocional y perfilar su carácter innato o adquirido, ayudándolo a encontrar su estabilidad, que  sienta y actúe de manera asertiva. En el contexto pedagógico, donde la actitud es una disposición subyacente, permeable con otras influencias que facilita establecer una variedad de comportamiento que reaccionan de manera determinadas a situaciones o cosas, y por último impactar en lo sociológico en su sistema de valores y creencias, nivelando su estabilidad en el tiempo y en consecuencia alineando la nueva conducta.

Por supuesto que el tema da para profundizar en muchas aristas, pero te invito a concentrarte solo en una actitud efectiva. Esto permitirá el modo adecuado en el que una persona afronta la vida o se enfrenta ante una situación concreta. Te  mostrara la verdadera fortaleza de un ser humano que puede sobreponerse a través de su actitud ante una circunstancia adversa como bien muestran los casos de personas que crecen ante una situación difícil, por ejemplo, ante la muerte de un ser querido.

Este ejemplo sirve para mostrar que la felicidad no depende de las circunstancias externas sino de la actitud interna porque mientras que los hechos externos no dependen al cien por cien de ti, por el contrario, la actitud que adoptas ante la vida sí que depende únicamente de ti. Tienes un cien por cien de influencia en este ámbito.

Es por ello, que podemos afirmar que en la política, por supuesto que es importante la actitud del candidato, que necesitamos políticos que no se encuentren en una actitud pesimista, derrotista y de perdida, lo que los conduce de forma inevitable al fracaso, por el contrario, necesitamos dirigentes  que adopten una actitud positiva, alegre, entusiasta y enérgica lo que conduce a la ilusión, la conexión con el presente, la Felicidad y el éxito.

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here