‘La mayoría de candidatos responde a los grupos económicos familiares’

Durante una visita a Piura presentando la XIII Cumbre Mundial de Comunicación Política, el Mba. Luis Herrera respondió a las preguntas de El Tiempo, analizando la coyuntura política con las elecciones municipales cada vez más cerca.

0

En agosto, Lima será sede de la XIII Cumbre Mundial de Comunicación Política y reunirá a expertos en la especialidad. Al respecto, Luis Herrera Romero, directivo de la entidad anfitriona, el Grupo ISP (Grupo de Información y Soporte Político), analiza la próxima campaña regional y municipal y cómo la fragmentación política sigue dando protagonismo a los grupos familiares que quieren acceder al poder.

–¿Usted propone profesionalizar la actividad política? ¿A qué se refiere?
–Hay la necesidad de mejorar el proceso de construcción política desde la profesionalización de las campañas electorales con estudios que permitan hacer propuestas viables. Esto pasa porque los equipos de campaña comprendan que participar para ganar en una contienda electoral no implica que estemos vendiendo un producto de uso masivo. No se trata que debe de ganar quien más ofrece o quien más regala, sino que gane quien realmente haya podido estudiar y tenga una mejor propuesta para beneficio de la población.

–Las nuevas elecciones regionales y municipales llegan precedidas de escándalos de corrupción a todo nivel. ¿Cómo el candidato puede recuperar la confianza de la población?
–Pero aquí hay un tema mundial, el 80% de la gente vota emocionalmente es decir que sufraga en función a creencias, antipatías o detalles tan mínimos como una sonrisa, gesto o forma de hablar. Solamente el 15% a 16% vota de manera reflexiva, es decir analiza el pasado del candidato, su capacidad de gestión y qué valores tiene. Y solo del 3% a 4% lee los planes de gobierno.

Publicidad

–¿Entonces el voto emocional continuará aunque hay una sensación de hastío?
–Todavía se mantiene porque es un tema cultural. Trabajar en el cambio de ese comportamiento demanda tiempo.

–¿Pero cómo conectar el candidato con el votante?
–Aparte de que el votante es emocional, sí es cierto que la población espera algo de su futura autoridad. Hay estudios que señalan que la población espera un perfil de candidato con valores, capacidad de acción y decisión. Sobre ese perfil cada equipo de campaña debería hacer estudios de profundidad para identificar qué cosa es lo que define el voto emocional en determinadas poblaciones.

–¿Usted cree que esta campaña será más de lo mismo?
–Como digo, el votante es emocional. Por ahora todas las emociones están orientados en su mayoría al mundial de fútbol. Lo cierto es que la campaña no es un tema que le interese a la población. La campaña va a comenzar el 8 de agosto, una vez que se definan a los candidatos aptos. Entonces vamos a enfrentarnos a una campaña corta. Hoy día puede haber candidatos que hagan trabajo de puerta a puerta llevando mensajes o regalos, pero lo cierto es que no están generando convencimiento del voto de nadie.

–¿Por qué no los podrían convencer?
–Los estudios respecto a las conductas de los votantes a nivel mundial, nos dice que solo el 10% decide el voto un año antes, cerca del 40% lo define el último mes y cerca del 20% decide su voto el día de la elección. Entonces no por comenzar temprano una campaña es mejor que la otra. La estrategia política buscará posicionar al candidato en la variable, que según sus estudios, sea lo más importante para la población a la cual se dirige.

–¿En Piura existe hasta 15 agrupaciones que quieren llegar al Gobierno Regional? ¿Qué lectura hace de esta cantidad de candidatos?
–El problema de Piura es un problema nacional. El gran problema de la política peruana es que está completamente fragmentada y lo está porque desde hace décadas hemos dejado de tener organizaciones políticas construidas en torno a un mensaje y doctrina política. Salvo el Apra y la izquierda no encontramos organizaciones políticas que tengan construcción ideológica propia y actual. No tenemos partidos que respondan a pensamientos doctrinarios con respecto a la visión de lo que se quiere del país o región, pero no para esta elección, sino de lo que se quiere del país para el 2030 o 2050.

–¿Y si no hay esa visión, qué agrupa a tantas organizaciones?
–El interés. Hay un viejo adagio filosófico que dice que así como la naturaleza se mueve por las leyes de la física, la política se mueve por las leyes del interés. Qué es lo que hace nacer o morir a las agrupaciones políticas en el Perú, es el interés. Algunos intereses económicos y otros políticos. Podemos hacer una revisión de organizaciones y vamos a ver que la gran mayoría responde a grupos económicos familiares, construidos sin ningún tipo de doctrina política.

–¿Entonces se ve a la política como un negocio?
–No diría como un negocio. Cuando una persona cubre sus necesidades básicas, sociales y suntuarias, lo que queda es la necesidad de poder. Hablamos de grupos económicos, empresariales, familiares que nunca han planteado una visión de país pero sí tienen una gran expectativa del poder por el poder. Acá no hay ningún tipo de fidelidad de las organizaciones.

–¿Y cómo se refleja esto?
–Hay un alto porcentaje de candidatos que se presenta hoy por una organización política cuando en la elección pasada se presentaron por otra y la anterior también. Acá hay rojos, verdes o amarillos.

–¿Qué le recomienda a la población para esta elección?
–Que deje de ser emocional para votar. Que se interese un poco más en conocer realmente quién es su candidato. Bajo el cielo no hay nada por descubrir. Los candidatos tienen historia propia y la mayoría viene de ejercer cargos públicos. Es fácil enterarse de quién es esta persona, qué valores tiene, cómo ejerció el poder y qué tan eficiente fue. Qué tanto cumplió lo que ofreció.

Fuente: El Tiempo

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here