Las elecciones presidenciales de América Latina (I Parte)

Por Raniero Cassoni. Consultor político venezolano, ganador de premio CLAD sobre participación ciudadana y gestión de gobierno.

0
171

El mapa geopolítico de la región vivirá un intenso año electoral, acompañada de la incertidumbre ya hecha costumbre en los últimos procesos electorales. Los mercados están atentos a los resultados de países con gran incidencia regional como Brasil, México, Colombia; y en especial Venezuela. En el panorama de Centroamérica y el Caribe tenemos elecciones en Costa Rica y Cuba, este último con altas expectativas de lograr cambios en su modelo económico. En el cono sur Paraguay también estará eligiendo su próximo Presidente.

Es importante comprender la trascendencia de las elecciones presidenciales y legislativas, para la estabilidad y gobernabilidad requerida para las inversiones. Así como su impacto en la región, el caso de Venezuela es un ejemplo claro como la inestabilidad e ingobernabilidad con la emergencia humanitaria impacta sobre los países de la región.

 

Publicidad

Costa Rica

Este será el primer en país en conocer quien ejercerá la máxima magistratura, luego de haberse disputado una reñida primera vuelta, se disputará la segunda vuelta este fin de semana. El radicalismo promovido por Fabricio Alvarado un líder religioso que se opone a la sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos a favor del matrimonio igualitario, levanto un polvorín en oposición a la medida que ha sido capitalizado electoralmente. En la otra esquina el periodista Carlos Alvarado Quesada, es un fenómeno electoral que las encuestas no registraron como potencial contrincante, militante del actual partido de gobierno, es un exministro y premiado escritor que busca mantener el poder.

 

Colombia

El fenómeno de Oderbrecht, escándalos locales en temas sanitarios denominados carteles (hemofilia, sida, etc) y la continua persecución política de oposición buscando cualquier detalle para investigar a exfuncionarios, ha dejado como consecuencia una profunda desconfianza que proyecta un aumento en la abstención en las elecciones legislativas del 11 de marzo y elección presidencial el 27 de mayo.

Las legislativas promete no consolidar una mayoría sino minorías con orden jerárquico, el surgimiento de nuevos partidos políticos minarán a un Congreso necesitado de alianzas para gobernabilidad. A este factor hay que sumarle la entrada de la FARC como partido político, cuyo impacto se medirá realmente en las elecciones municipales y departamentales previstas para el 2019.

Los partidos políticos medirán su fuerza en la cita electoral de la legislativa, mientras las coaliciones van dando forma a su fórmula presidencial. Con un Juan Manuel Santos con una muy baja popularidad ante la reforma tributaria y el desconocimiento que realizase al paro agrario. Parece condenar a su Partido de la U a reducir su presencia en el Congreso.

Según los últimos sondeos realizados el exgobernador de Antioquia y exalcalde de Medellin, Sergio Fajardo lidera las preferencias, luego de consolidar una coalición denominada Colombia, integrada por el Polo Democrático, Partido Verde y Compromiso Ciudadano. Esta coalición espera reforzarse con una posible alianza con Humberto de La Calle quien gano las primarias del Partido Liberal.

Sin embargo pareciera que el candidato a vencer es el exvicepresidente German Vargas Lleras, quien ha montado una maquinaria entorno a su partido Cambio Radical. Si la experiencia del 2008 se repite pareciera tener todos los avales para alzarse con la victoria. Sin descuidar al candidato de Álvaro Uribe, Iván Duque. Quienes han organizado una consulta de la centro derecha para definir un candidato que represente los diferentes factores que se opusieron al acuerdo de paz, en los términos presentados por Santos.

El panorama está plagado de candidatos presidenciales en búsqueda de alianza, un outsider que puede romper el esquema es Gustavo Petro. Sus antecedentes y su estilo dificulta una real opción para pasar de primera vuelta, su discurso estructurado gana adeptos y también está apostando a conformar una alianza. En conclusión Colombia afronta las elecciones mayor incertidumbre pero con la vista puesta en el 2019, la paz y la economía será un tema recurrente en el debate político.

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here