Los diez mandamientos del discurso político

“El discurso político es trascendental para que un candidato pueda ganar terreno frente a sus opositores en una contienda electoral”, asegura Carolina Albán Andrade, relacionista Pública, comunicadora organizacional y consultora política independiente.

0
751

“No se trata de solo hablar frente a un público, debemos transmitir un mensaje claro, conciso, innovador y cercano a la realidad”, sostiene Carolina Albán de Ecuador, asegurando que la historia nos ha demostrado que un discurso político debe ser trascendental para que un candidato tenga más posibilidades de ganar en una contienda electoral.

“A lo largo de la existencia humana, hemos sido testigos de grandes oradores políticos tales como Abraham Lincoln, que nos demostró el conocimiento e intensidad a través de sus discursos, el Che Guevara quien fue el líder principal de las Revoluciones Cubanas, hasta Barack Obama, expresidente de Estados Unidos, quien se caracterizó por sus discursos emotivos, carismáticos y conciliadores.”

Según Carolina Albán, la estructura del discurso consta de tres instantes claves que harán que te ganes a la audiencia en el pódium: la introducción, donde comentas brevemente lo que vas a decir, el núcleo principal en el que desarrollas el tema establecido y una conclusión en la que repetirás lo que ya expusiste.

LOS 10 MANDAMIENTOS

Podrás conseguir un discurso mucho más efectivo si consideras en primer lugar, conocer al electorado, debes estudiar a la audiencia para así poder influenciar a los electores y saber precisamente a quiénes y con qué tono vas a dirigir el mensaje. “Es necesario que el candidato conozca bien a su audiencia, saber cómo piensan y de qué manera toman sus decisiones de voto”, nos dice Albán.

El siguiente paso es construir un mensaje emotivo y constructivo, el candidato tiene prohibido olvidar que su disertación es clave para generar recordación y una conexión con él. Se debe trabajar en un mensaje que genere emoción, con datos útiles, por lo contrario, será mucho más difícil captar votos y por ende vencer al opositor. Para conseguirlo, debes utilizar un lenguaje coloquial, un buen mensaje se construye con un idioma simple y claro.

El candidato no debe improvisar, debe convencer, debemos tener los parámetros claros del discurso, conocer bien nuestra propuesta, así evitaremos tartamudear. Así demostraremos seguridad y liderazgo, no solo debemos tomar en cuenta nuestro discurso, también la primera impresión es importante, reflejar confianza en la aptitud es lo más adecuado que hará el vencedor. De igual manera, debemos ser carismático, nuestro público debe apreciar a un líder que sea amigable y dispuesto a escuchar.

Debes considerar que, hoy en día el contrincante debe venderse como marca. Las campañas electorales venden una marca que debe ser manejada de forma estratégica para construir una imagen que será recordada. También debe vender su propuesta, “al momento de hablar con la audiencia debes definir claramente el mensaje, pero este no debe olvidar mencionar temas puntuales e innovadores”, aconseja Albán.

Por último, ten en cuenta ser apasionado con tus ideales, es decir, demuestra amor por lo que haces. Si consideraste los aspectos ya mencionados, tendrás el 95% de posibilidades de ganar la carrera electoral, pero no des por sentado que has ganado, humildad, ante todo. Un discurso político debe conectar más, las oportunidades del candidato deben ser bien utilizadas cuando se habla frente a sus posibles votantes.

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here