Los seis estilos de liderazgo de los mejores jefes

Eres jefe, pero, ¿Eres líder? descubre si eres uno de estos tipos de jefes líderes, o en todo caso, anímate a adoptar uno de estos liderazgos.

0
359

De acuerdo con numerosos estudios tan solo el 40% de los jefes llevan a cabo con éxito su trabajo. Como seguro te entusiasma la idea de engrosar la estadística, y de demostrarte a ti mismo, a tus empleados y al mundo que eres un líder totalmente capaz, tal vez sea hora de adoptar uno de estos estilos de liderazgo.

1. El gurú

¿Eres un experto en tu campo? ¿La gente suele acudir a ti para obtener respuestas? ¿Eres considerado un auténtico líder en tu trabajo, o incluso en tu industria? Enhorabuena, eres una especie de gurú. Sin embargo, utiliza tu don con moderación, o caerás en la trampa de parecer un sabelotodo cuyo ego está por encima de las opiniones y necesidades de su equipo.

 

2. El cuestionador

Es el estilo diametralmente opuesto al del gurú. En lugar de basarse en la experiencia lo hace en la habilidad de hacer las preguntas adecuadas y poner a prueba las mentes de los demás, potenciando la creatividad. Recurre a este estilo cuando en tu equipo todos sean brillantes y sólo necesitan alguien que eleve su talento a la enésima potencia. Úsalo con moderación cuando tu equipo no se sienta cómodo con el debate y la crítica.

 

3. El director de orquesta

 

En el día a día de la empresa este suele ser el estilo que mejor funciona. El director de orquesta se asegura de que todo el mundo está aportando algo y es escuchado, y se esfuerza por mantener una buena atmósfera.

 

 

4. El motivador

Tu obsesión es la calidad y motivar al resto a pensar qué significa ser el mejor. Pones a tus empleados metas altas (aunque no tanto como las que te impones a ti mismo), y sabes cómo hacer que se cumplan por medio de una mezcla de disciplina y trabajo duro. Sin embargo, ten cuidado: una meta tan alta que resulta inalcanzable puede ser tan desmotivadora o más que una fácil de conseguir.

 

5. El entrenador

Este tipo de jefe tiene muy en cuenta a cada uno de sus empleados de forma individual. La mejor parte de este estilo de liderazgo es que, al hacerlo, también se incrementa la calidad del conjunto de la organización. Saben que, cuando se trata de entrenar a alguien para un trabajo, la descripción es mejor que la prescripción. La parte negativa es que, por desgracia, no todo el mundo está preparado para ser entrenado.

 

6. El idealista

Hay gente que ve el ser idealista como algo malo. Sin embargo, cuando hablamos de liderazgo, no hay nada más valioso que una persona capaz de imaginar el futuro a lo grande y que invita a soñar por difíciles que sean las circunstancias. Los jefes idealistas empujan al resto a creer que un mejor mañana es posible, aunque a menudo necesitarán un pequeño golpe de realidad para volver a poner los pies en la tierra.

 

Fuente: Forbes

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here