¡Prohibido olvidar!

"Si olvidamos corremos el riesgo de que los sucesos que hoy recordamos con tristeza se repitan". Por Martha Meléndez Muñoz.

0

Han transcurrido dos meses desde el accidente en el serpentín de Pasamayo que cobró la vida de más de 50 personas. También se van a cumplir tres meses de la tragedia en el cerro San Cristóbal, que dejó un saldo de 10 muertos y varios heridos. Y cómo olvidar a Jovy y Luis, dos jóvenes llenos de esperanza, quienes fallecieron en junio durante un incendio en el centro comercial Las Malvinas, mientras trabajaban en condiciones inhumanas.

Cuando se produjeron estos hechos trágicos, se analizaron las circunstancias, se propusieron cambios, se ofrecieron condolencias a las familias.  La indignación fue colectiva; sin embargo, más allá de eso, ¿qué ha cambiado en el transporte interprovincial para evitar que accidentes como el de Pasamayo cobren más víctimas mortales? ¿Qué compromiso hemos asumido para evitar que otras empresas de turismo informales ofrezcan servicios que arriesgan la vida de sus pasajeros? ¿Qué garantías tenemos de que ningún otro compatriota trabaja en condiciones infrahumanas en algún punto del país?

La tarea es difícil, no cabe dura, pero somos nosotros y nuestras autoridades los llamados a no olvidar, porque cuando olvidamos, le abrimos las puertas a la impunidad y a la posibilidad de nuevas familias enlutadas a nivel nacional.

Publicidad

No olvidemos los compromisos que ha asumido el Ejecutivo, como por ejemplo presentar un proyecto de ley que permita una ejecución rápida en materia de prevención en puntos negros. ¿Se ha potenciado la presencia activa de la Sunafil a nivel nacional? ¿Cuántas inspecciones laborales se han realizado en Las Malvinas o en otros centros comerciales para evitar una nueva tragedia como la que cobró la vida de Jovy y Luis?

En el caso del cerro San Cristóbal, el Indecopi inició una investigación sobre la cobertura del SOAT. Por estos días nos preguntamos ¿se habrá pagado las indemnizaciones a todos los deudos y heridos? ¿O quizás aún están luchando por hacer valer sus derechos?

Si olvidamos corremos el riesgo de que los sucesos que hoy recordamos con tristeza se repitan, que la indignación dure algunos días y que luego regresemos a nuestras actividades diarias sin que nada haya cambiado para bien. ¡Prohibido olvidar!

Suscríbete a nuestro boletín

Compartir
Artículo anteriorReceta para una campaña deliciosa
Artículo siguienteColombia va a elecciones legislativas, en medio de “la esperanza y el miedo”
Lic. Martha Meléndez Muñoz
Licenciada en Ciencias de la Comunicación de la Univ. Femenina del Sagrado Corazón (Unifé). Ha cursado los Diplomados en Comunicación Corporativa en la Universidad de Lima y la Universidad Ricardo Palma. Estudios concluidos de Maestría en Periodismo y Comunicación Multimedia en la Universidad San Martín de Porres (USMP). Ha realizado estudios sobre campañas políticas en The George Washington University (GWU). Asesora Parlamentaria en el Congreso de la República con más de nueve años de experiencia (Despachos Parlamentarios, Comisiones Ordinarias y Especiales y Bancadas Congresales). Conferencista invitada de la Konrad Adenauer (Alemania) y el Instituto Peruano de Economía Social de Mercado (IPESM) para autoridades regionales, provinciales, locales y funcionarios de la administración pública. Ponente en las Cumbres de Comunicación Política en Lima (Perú), Quito (Ecuador) y Cartagena de Indias (Colombia).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here