Reactivación vía facultades legislativas: medidas del Ejecutivo no serían suficientes

Los cambios en tributación, ProInversión y Obras por Impuestos requieren ser acompañados de capacitaciones para funcionarios, menos burocracia y mejor coordinación entre niveles de gobierno.

0
265

Las medidas dadas por el Ejecutivo para reactivar la economía impulsan los procedimientos de algunos mecanismos de inversión e inyectan liquidez en las micro, pequeñas y medianas empresas (mypimes). Sin embargo, para que estas reformas sean efectivas necesitan ser complementadas. Para que logren el efecto esperado del repunte de la economía, sería necesario acompañarlas con una mejora en la gestión de los distintos niveles de gobierno involucrados en la ejecución de estas reformas, así como una simplificación de la burocracia en el gobierno nacional y mayor colaboración entre los distintos niveles de gobierno.

Las medidas —aprobadas en el marco de las facultades legislativas del Ejecutivo— abarcan tres aspectos: la reestructuración de ProInversión, el impulso al mecanismo de Obras por Impuestos (OxI) y la reforma tributaria. SEMANAeconómica analizó estos tres aspectos.

PROINVERSIÓN

La reestructuración de ProInversión tiene el objetivo de darle a la entidad más independencia –mitad de los directores serán independientes— y especialización –sólo verá la estructuración y transacción del proyecto, y los gobiernos sub nacionales verán su diseño—. Las medidas también establecen un Plan Nacional de Infraestructura, a ser determinado por ProInversión, de modo que las iniciativas de inversión de parte del sector privado surjan alrededor de las necesidades planteadas y no de manera dispersa.

Si bien la especialización de ProInversión agilizará el trabajo de la entidad, la formulación de los proyectos por parte de los gobiernos sub nacionales requerirá de que los funcionarios de estas entidades pasen por una serie de capacitaciones. Asimismo, la coordinación entre entidades deberá ser más fluida y clara, pues “existen casos en los que el MTC se ponía de acuerdo con el privado, luego el MEF no aprobaba lo pactado y todo volvía a fojas cero”, reveló Camilo Carrillo, director general de Política de Promoción de la Inversión Privada del MEF.

OBRAS POR IMPUESTOS

Las medidas aprobadas respecto de los proyectos de OxI agilizan varios aspectos del procedimiento para usar este mecanismo de inversión y pretenden impulsar el uso de las OxI a través del gobierno nacional, donde el presupuesto no presenta un límite al tamaño del proyecto, como sí sucede en los gobiernos locales. Sin embargo, las principales trabas del mecanismo persistirán, pues los problemas de gestión al interior del gobierno nacional y los intereses políticos no alineados entre los gobiernos sub nacionales no se solucionan con lo que el Ejecutivo ha legislado.

A pesar del impulso para que estos proyectos se den en el marco del gobierno nacional, la burocracia al interior de los ministerios sigue siendo un freno para que éstos despeguen. “Los ministerios son demasiado burocráticos. Junto con esta norma debería haber un tema de gestión interna del gobierno nacional. Cada ministerio necesita un equipo especializado que vea OxI”, señaló Karen Ángeles, asociada del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados.

En cuanto a los gobiernos regionales y locales, su falta de alineación –derivada de intereses políticos distintos— dificulta la cooperación entre estas entidades para sacar adelante más proyectos de OxI. Esto, sobre todo, en los casos en que una municipalidad no tiene suficiente capital para realizar una obra –a pesar de tener el SNIP aprobado— y requiere fondos del gobierno regional. El tema se politiza, porque esta transferencia de fondos debe aprobarla el Consejo Regional, en el cual participan representantes de todas las municipalidades de la región, quienes no siempre apoyan la realización de obras si es que sus provincias o distritos no se ven beneficiados.

REFORMA TRIBUTARIA

En lo referente a las mypimes, las nuevas normas aumentarían su liquidez, algo clave dadas sus limitadas espaldas financieras. Esta liquidez se daría gracias a la devolución anticipada del crédito fiscal –que grandes empresas ya tienen— y el fraccionamiento de las deudas tributarias en litigio. Esta última permite el pago de la deuda por partes y bajo una tasa de interés menor. “Al acogerte al fraccionamiento te estás poniendo al día y puedes acogerte a [la ley de] IGV justo. Son normas complementarias”, indicó Carla Peirano, asociada del estudio Echecopar. Además, el fraccionamiento suspende la cobranza coactiva contra la deuda.

En lo que respecta a las medidas para personas naturales, éstas tienen efectos contrapuestos. Por un lado, las deducciones de gastos al impuesto a la renta de personas naturales fomentan la formalización al incentivar a las personas a pedir comprobantes. Pero los requisitos exigidos (pago con tarjeta de crédito y recibo electrónico) reducen el alcance actual de la medida, dada la baja bancarización y penetración de Internet en el Perú. Además, la medida “es riesgosa en un contexto de una caída fuerte en la recaudación”, señaló el exjefe de la Sunat, Luis Alberto Arias. “Sacrificas recaudación de formales para incrementar la recaudación con quien hoy no paga”, dijo.

Por otro lado, la repatriación temporal de rentas no declaradas podría aumentar la recaudación. En Chile, atrajo US$1,500 millones, pero los resultados han variado de país en país.

Por último, el incremento del impuesto a la renta de las empresas medianas y grandes (a 29.5%) es bajo y no afecta la carga tributaria global, que se mantendrá en 33%. Sin embargo, es la tercera tasa que han tenido estas empresas en tres años para este impuesto. “Esa inestabilidad no es buena para atraer inversión privada”, indicó Arias.

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here