Seccionales 2019: Una ola de desaciertos

Por Carolina Albán sobre las elecciones seccionales de Ecuador el pasado domingo 24 de marzo.

0
190
Revista Vistazo

El 24 de marzo de 2019, fue un día histórico en el proceso electoral para elegir a quienes serían los próximos alcaldes, prefectos, concejales y a los futuros líderes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). El país vivió un proceso electoral extraño. Con una estadística insondable de electores indecisos, que, seguramente, escogieron su voto horas antes de acudir a las urnas, aunque me atrevería a decir que, algunos, decidieron en la mesa electoral. Y como no hacerlo, si hubo más de 40.000 candidatos inscritos para esta contienda. Este, seguro, el más grande de los desaciertos.

Partiendo de la idea de que los ciudadanos deben sufragar de forma obligatoria, nos damos cuenta que el voto consciente y responsable está lejos de ser una opción para los ecuatorianos, ya que el país necesita de una política más madura para que los habitantes puedan sufragar como derecho ciudadano, mas no como una obligación electoral.

Un análisis profundo y reflexivo es lo que nos deja estas elecciones seccionales 2019, con más errores que victorias. Con menos triunfos y más preocupaciones de fondo que de forma. En primera instancia, siempre han estado en el ojo de la lupa los candidatos, pero ¿por qué no ver más allá y hacernos un “me a culpa” y tomar en cuenta nuestros propios errores?, ya que gracias a estos no contamos con el nivel de autoridades que necesitamos que nos gobiernen.

Pero una de las grandes preguntas que la colectividad se hace es ¿Qué podemos hacer para promover un voto más consciente e informado?… Gran trabajo y poca acción.

No podemos librarnos del populismo. Está latente. Está instaurado en los mapas políticos y, sin duda, estos candidatos son los más opcionados por el voto más fuerte de una nación: el voto popular.

Pero desde mi punto de vista ¿Cuáles fueron los desaciertos más relevantes de este proceso electoral? Aquí un listado:

  • Para ser hay que parecer

Como actividad básica de todo aquel que desea entrar en la política debe, por default, trabajar previamente con la gente, con la ciudadanía. Ejercer actividades públicas que generen una vinculación constante con la sociedad. No se debería elegir a un candidato que no tiene experiencia. La calidad de los candidatos, su trabajo, su imagen, su posicionamiento, es una labor que se lo debe hacer desde antes de que este apunte a una candidatura.

  • Mucho ruido y pocas nueces

Si bien los candidatos viralizaron su campaña a los medios digitales, al tener la facilidad de llegar a su público objetivo con la inmediatez de la información que se difunde a través de estos canales, lo  único que llegaba a la ciudadanía era un sinfín de propuestas que más que convencerlos, los confundió totalmente. Se debe aprovechar los espacios con información confiable, real y oportuna. No comunicar lo incomunicable… Menos en más.

  • ¿Y los medios?

El debilitamiento de los medios de comunicación durante la contienda electoral, fue notorio. No tuvimos un acompañamiento adecuado durante el proceso. Se presenció un ambiente de incertidumbre sin información de quiénes eran los candidatos que estaban ganando.

  • Un Consejo Nacional Electoral inexperto

Al no tener empresas que realicen exit polls en el proceso electoral, la espera de los resultados preliminares se conoció pasado las 20h30pm. Pero ¿Qué pasó con la página web del CNE?. Más de 5 horas el sistema informático no tuvo mayor respuesta que mantenerse caído. Todos hablan de un fraude. No puede el canal de resultados oficiales tener una falla en su sistema en una contienda electoral tan compleja y minuciosa. Se debe prever estas inconsistencias para transparentar-desde todo momento- el avance en el conteo de votos.

  • El voto nulo, el verdadero ganador

Vivimos un momento electoral con tanta demanda de aspirantes a cargos políticos, que lo único que trajo como consecuencia final, la indecisión y el poco interés por sufragar. Varios factores les jugaron en contra a los candidatos: el desconocimiento real de las propuestas de campaña, el descontento político, la indecisión por saber por cuál votar, el número exagerado de listas, etc. Esto produjo en la ciudadanía una particularidad importante, que su favorito sea el voto nulo.

  • Encuestas bajo pedido

Previo a las elecciones, varias encuestadoras realizaron sus sondeos para conocer la intención del voto de los ciudadanos y cuáles eran los candidatos que apuntaban a ganar. Es claro que existe un margen de error con los que serían los resultados finales, pero aquí la diferencia en estos fue abismal. Este resbalón le deja a la ciudadanía un sabor de desconfianza.

Las preguntas son tantas. Si sabemos que estamos fallando ¿Por qué no cambiar la estrategia y hacerla diferente? Trabajando más por hacer campañas cercanas a la colectividad, a conocer sus necesidades, a conectar con ellos face to face y sacarse la idea de que los medios digitales ganan elecciones.

Nos queda un mapa político distinto, complejo y fragmentado, con la ciudadanía de por medio. Con un mal sabor electoral. Algunos pensando que la voluntad popular dio su voto por el “menos peor” o por el “más conocido”. Nos quedan nuevos rostros que estarán al mando de las ciudades más grandes del país, quienes tendrán que construir no solo obras, sino lo más esencial, confianza, credibilidad y esperanza de un progreso por el bien común de todos los ciudadanos.

Suscríbete a nuestro boletín

Compartir
Artículo anterior10 ventajas de la lectura en la infancia
Artículo siguiente¿Qué estás transmitiendo con tu lenguaje corporal?
Carolina Albán
Consultora en Relaciones Públicas, Comunicación Política y Organizacional. Magister en Marketing Político por la Universidad del Salvador de Argentina. Licenciada en Relaciones Públicas por la Universidad Tecnológica Equinoccial, UTE. Ha participado como Conferencista de la XI Cumbre Mundial de Comunicación Política en Cartagena y en Congresos y Seminarios realizados en diferentes provincias del Ecuador. Cuenta con alta experiencia en comunicación institucional, manejo de medios de comunicación, elaboración de discursos y contenidos, eventos, asesoramiento de imagen y trabajo en territorio en campañas electorales del país.  Ha participado en el ámbito de la Comunicación Política e Institucional en varias entidades públicas del país. Actualmente, es Socia de la Asociación Ecuatoriana de Consultores Políticos (AECOP), de la Asociación de Comunicación Política de España (ACOP), miembro de la Organización Latinoamérica de “Mujeres de la Política”, redactora del Diario Digital “Política Comunicada” y ha colaborado con varios artículos con temas de actualidad de Comunicación y Marketing Político para el Diario Digital “Mensaje 360”, de Argentina. Por su profesionalismo en el campo de las Relaciones Públicas ha recibido diferentes reconocimientos de la Universidad Tecnológica Equinoccial, entre ellos: Premio a la Excelencia, a la Mejor Campaña de Relaciones Públicas, a la Mejor Estrategia Creativa, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here