¿Qué tienen en común Pablo, Christian, Luis y Francisco?

Durante las últimas semanas hemos sabido de varios casos de feminicidios y violaciones contra mujeres y niñas.

0
398

Lejos de solidarizarse con las víctimas, cuatro conductores de radio tuvieron frases infelices para referirse, en horario estelar, a los casos denunciados; comentarios que incitan a la violencia y demuestran cuan enraizado está el machismo en nuestra sociedad, incluso entre los más jóvenes.

El caso más reciente se dio tras el censo de la semana pasada, cuando un depravado ultrajó a una voluntaria en Villa El Salvador. Al día siguiente, Christian Wagner, Luis Melgar y Francisco Hermoza, conductores de Levántate y anda (Radio Oxígeno, del Grupo RPP), no tuvieron mejor idea que burlarse de lo sucedido: Uy. Cuidado con los violadores. Sí, qué mal, la «violinizaron». Todos los censos es lo mismo, nunca falta un polinizador.

Ya en agosto pasado, Pablo Tomairo, conductor del programa Beats (Radio Planeta, de CRP Radios), no tuvo reparos en recomendar: (…) si la flaquita no quiere, la pepeas y listo.

Comentarios de este tipo contribuyen a normalizar la violencia contra las mujeres, ya que trivializan la violación sexual, la cual, comentada en un tono tan jocoso e irresponsable, se percibe como una «palomillada» y no como lo que en realidad es: un crimen horrendo que atenta contra la integridad física y espiritual de las víctimas, deja secuelas imborrables y, en no pocos casos, puede terminar en un homicidio.

Pese a que, gracias a la presión ciudadana a través de las redes sociales, tras lo sucedido, ambas emisoras no solo se disculparon públicamente, sino que se comprometieron a sancionar a los conductores, el daño subsiste pues estas frases ya pasaron a formar parte del imaginario popular.

Queda mucho por hacer en defensa de los derechos de las mujeres y las niñas. De acuerdo a las cifras del Ministerio Público, hasta septiembre de este año se han denunciado 17 mil casos de violación de la libertad sexual. Una cifra escalofriante que debe llevarnos a la reflexión, en especial a quienes contamos con espacios en los medios y a los dueños de estos: ¿Qué está pasando en nuestro país? ¿Cómo podemos contribuir para detener esta ola de violencia?

Así, si usted es dueño de un medio de comunicación, antes de darle tribuna a algún personaje, asegúrese de que no sea un machista más. Nosotros, el público, sigamos fiscalizando.

Suscríbete a nuestro boletín

Compartir
Artículo anteriorLos gestos que mejor funcionan en la comunicación no verbal de un líder
Artículo siguienteUn año después de ganar las elecciones, ¿qué pasó con las promesas de Donald Trump?
Lic. Martha Meléndez Muñoz
Licenciada en Ciencias de la Comunicación de la Univ. Femenina del Sagrado Corazón (Unifé). Ha cursado los Diplomados en Comunicación Corporativa en la Universidad de Lima y la Universidad Ricardo Palma. Estudios concluidos de Maestría en Periodismo y Comunicación Multimedia en la Universidad San Martín de Porres (USMP). Ha realizado estudios sobre campañas políticas en The George Washington University (GWU). Asesora Parlamentaria en el Congreso de la República con más de nueve años de experiencia (Despachos Parlamentarios, Comisiones Ordinarias y Especiales y Bancadas Congresales). Conferencista invitada de la Konrad Adenauer (Alemania) y el Instituto Peruano de Economía Social de Mercado (IPESM) para autoridades regionales, provinciales, locales y funcionarios de la administración pública. Ponente en las Cumbres de Comunicación Política en Lima (Perú), Quito (Ecuador) y Cartagena de Indias (Colombia).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here