Toni despierta a los intendentes

Él no se da por vencido. Apuesta por un futuro con una red de ciudades plurales y creativas, por más mujeres líderes y una sociedad civil participativa. Por Carlos Lazzarini, autor de "La Conversación Política, dirigentes, medios y audiencias"

0
Foto: Agenda Cultural de la Ciudad de Córdoba

Hace tiempo, Toni Puig felicitó a un intendente de la provincia de Buenos Aires, Argentina, por tener el mejor trabajo. “No sé por qué muchos intendentes en argentina sueñan con ser gobernadores, o hasta presidentes, estando en el lugar más estimulante y dónde más se puede hacer para que todos vivan mejor”, dijo ante el rostro sorprendido y escéptico de su interlocutor, quien luego confesó que tal vez el experto catalán ignoraba el poder que tiene quien gobierna, por caso, la provincia de Buenos Aires.

También hace algún tiempo, cuando le preguntaron al alcalde de Londres Sadiq Khan si le gustaría convertirse en Primer Ministro, este respondió sin dudar: “para que quisiera yo ser presidente si tengo el mejor trabajo del mundo”. Khan entendió la relevancia de gobernar una ciudad, y no sólo por tratarse de una de las ciudades globales más destacadas del mundo. Sino por el rol decisivo de un alcalde en la calidad de vida de las personas.

Toni Puig, un apasionado de las Ciudades que sigue predicando, con relativo éxito en Latinoamérica, sobre la importancia de los intendentes, está de vuelta en Argentina e insiste: “Es el momento de los alcaldes, y sobre todo de que haya muchas más mujeres al frente de las ciudades. Es la hora de la sociedad civil” y no de los anquilosados partidos políticos.

Publicidad

Lo que el promotor de la Marca Barcelona intenta hace mucho tiempo con políticos argentinos, es ni más ni menos que uno de los temas centrales que hoy se discute en el mundo. El planeta es y será cada vez más urbano. Mucho más si nos fijamos en los índices demográficos de Latinoamérica o más puntualmente de argentina. También tenemos una de las zonas metropolitanas más relevantes como lo es el Gran Buenos Aires. Un caso similar al gran San Pablo o Gran Madrid. Los alcaldes tienen responsabilidades y desafíos tremendamente más complejos que los de hace años cuando solo atendían cuestiones de alumbrado, barrido y limpieza. Hoy tienen que trabajar para mejorar la movilidad, la participación ciudadana, estimular el talento, la transparencia, favorecer las nuevas formas laborales, promover la cultura, la vida en los barrios, en ser más resilientes, en contribuir a minimizar el impacto del cambio climático, a mejorar la seguridad y la sustentabilidad entre otros tantos temas.

Planificar, diseñar y rediseñar el desarrollo urbano.

El mundo discute los modelos de gobernanza. Como liderar esas zonas metropolitanas en las que el trabajo de los alcaldes parece insuficiente y el de los niveles intermedios ineficaces.

Toni insiste en mirar el mediano y largo plazo. También de contar con más y mejores servicios para todos los ciudadanos. Y pensar el futuro. Sabe que el futuro del país está en las ciudades que se atrevan a trabajar y liderar en red. En una red plural, creativa, con democracia avanzada y cultura cívica. Ciudades colaborativas, que comparten.

Con su extraordinaria generosidad, Toni Puig confía en las nuevas oportunidades. Hace tiempo que parece no encontrar escucha activa en nuestro país, como sí ha sucedido en Chile, en Colombia, en Uruguay o Perú. Hay Ciudades latinoamericanas que se han transformado o lo están haciendo. Que se atreven a pensar en el mediano y largo plazo. Como Medellín, Bogotá, Santiago de Chile o Montevideo, por citar solo algunas que experimentaron verdaderas transformaciones. Ciudades que se atrevieron a conversar, a cambiar la agenda. a buscar otras respuestas, a volver a diseñarse, a no ahogarse en el pesimismo o la imposibilidad de las coyunturas.

Toni Puig vuelve a la carga. En estos días, gracias al entusiasmo e intenso trabajo de Daniel Ivoskus, recorre intensamente una red de ciudades de Argentina. Intenta despabilar a los alcaldes. Que salgan de la rosca cotidiana y del internismo político. Que abandonen las agendas tradicionales. Que salgan de los despachos. “Gestionar es administrar miseria, porque los recursos siempre son insuficientes. Lo que se necesita es inspirar futuro”, repite Toni.  Que no esperen el próximo turno electoral sino que colaboren ahora con la construcción de un futuro mejor.

Tenemos una nueva oportunidad. Hace tiempo que los alcaldes de Argentina salen motivados de las charlas de Toni pero no se deciden a pasar a la acción. Se divierten, se entusiasman, y hasta algunos toman sus ideas con cierto compromiso, pero luego las abandonan. Quieren un eslogan llamativo y ya. “Las marcas no son dibujitos, colores o frases ingeniosas hechas por publicistas creativos”, se enoja Toni, frente a la ansiedad y simplicidad de algunos que buscan atajos. No hay soluciones mágicas. El logo es lo de menos. Lo que importa de una marca es la mirada, el horizonte, una marca que represente los valores compartidos, que inspire futuro y, sobre todo, que adquiera ritmo con las políticas de gobierno. Intendentes que se la crean de verdad. Que impliquen a los ciudadanos. Que contribuya, interprete o comprenda, lo que el especialista en comunicación política Mario Riorda, llamaría un mito de gobierno.

Toni vuelve a la carga, tenemos otra oportunidad. 

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here