Tres claves para que una foto política deje huella

¿Cuáles son las carcterísticas que debe reunir una imagen para no ser una más? Aquí, algunos tips.

0

Las fotos políticas que dejan huella son mayormente las fotos que vemos en las campañas electorales, con candidatos plastificados que expresan una felicidad incomprensible.

Un candidato puede gastarse varios miles de dólares en un buen book pero hay que reconocer que las mejores fotos suelen salir gratis.

¿Quién no recuerda la emoción vibrante de esta foto de Vladimir Ilich Ulianov Lenin?

Publicidad

La perfecta arenga, la quintaesencia del discurso apasionado, el orador de “método”

¿O la “V” de Churchill? Tan emparentada con su “Sangre, sudor y lágrimas” (en realidad, “Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor” es lo que dijo) y tan distinto su espíritu sacrificado al mismo tiempo.

¿Nos acordamos de Clinton tocando el saxo? El presidente distendido, el presidente que se divertía. Y mucho.

Está la fuerza de aquella foto: un militar obligado por su jefe civil a bajar el cuadro de otro militar, un dictador.

En Uruguay la foto del candidato Pedro Lacalle Pou haciendo la bandera en plena calle puede que no tenga las connotaciones épicas de las anteriores fotos. De hecho podría resultar incluso una solemne tontería.

 

Pero lo cierto es que es una foto que ha hecho su efecto en la campaña. Al menos, en llevar más atención hacia el candidato.

La foto, por más que anecdótica que sea, debe mostrar tres características para que deje huella.

Genuina: Debe ser auténtica, salir de adentro del candidato. No puede ser forzada o fabricada o diseñada. Aunque sí puede ser pensada, prevista, imaginada. En el caso de Lacalle, la “bandera” que hace es un gesto frecuente en él, aunque no lo habían captado los fotógrafos aún. De hecho advirtió a la periodista que lo acompañaba en la calle: te regalo una foto.

Simbólica: En esas fotos lo que pesa de verdad no es el color, ni la sombra, ni el enfoque; lo que pesa es el espíritu del momento. Esas fotos hacen referencia a la épica de un momento, a la lucha de opuestos: Churchill transfiriendo energía de victoria (cuando la opción era ganar o morir), Lenin mostrando la fuerza de un pueblo multitudinario (cuando la opción era revolución o reacción), Clinton como un presidente cercano … y Lacalle en Uruguay como un candidato 33 años más joven que su oponente Tabaré Vázquez. Pasado y futuro; más precisamente, líderes viejos vs líderes jóvenes. Un dato no mentor en un país cuyos ex presidentes y presidentes no bajan de los 75 años y sus ciudadanos tienen una media de 31.

Emocional: Por supuesto debe generar emociones: alegría, simpatía, autoestima, enojo o curiosidad: lo que sea pero que toque una fibra.

Fuente: Mensaje 360

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here